A vueltas con el asunto Eurocup/BCL

Antes de entrar a valorar la decisión que Unicaja ha tomado sobre la elección de competición europea creo que conviene sentar una serie de bases que nos ayuden a valorar la decisión en el contexto real que vive el club en la actualidad y no en otros imaginarios. Esto lo digo porque tengo la sensación (no de ahora con la toma de esta decisión, sino como algo sostenido en el tiempo) que en el entorno de Unicaja (prensa, afición y los propios representantes del club) hay un problema de distorsión de la realidad que es una de las causas que nos ha llevado hasta aquí.

En base a un agradecimiento eterno al banco y la fundación por su incuestionable apuesta por el baloncesto en Málaga se ha prescindido de cualquier atisbo de sentido crítico en las decisiones estructurales que dependían del propio club. Para no extenderme demasiado en esto, que no es el objetivo de la entrada, solo pondré dos ejemplos:

  • El primer aspecto que no ha sido motivo de crítica constante (de forma muy sorprendente para mi) es el hecho de que tras la inversión enorme de la entidad bancaria en su club de baloncesto de forma sostenida a lo largo de los años, miramos el club en la actualidad y no hay NINGÚN LEGADO. Somos un equipo sin presidente con criterio deportivo, sin dirección deportiva seria, sin proyecto más allá del entrenador de turno… pero lo más grave es que ni siquiera se ha creado un sello de club que perviva ni un futuro más allá de la sensación de tener una espada de Damocles sobre la cabeza esperando el momento que el banco diga “hasta aquí” por la razón que sea dejando un solar a sus espaldas.
  • El segundo es la gestión de la salida del club de la Euroliga. Mientras la inoperancia de nuestro club en forma que una gestión deficiente y un decremento de la inversión en baloncesto nos sacaba del proyecto de la Euroliga, algo que merecía crítica por parte del entorno, el mismo se dedicó a imprimir billetes con la cara de Bertomeu. Es que casi resulta de justicia poética ver que el mismo día que Unicaja elije la BCL, Bertomeu es relegado de muchas de sus funciones. Ni para eso fuimos capaces de apuntar las críticas donde debíamos.

En esta situación de decadencia, llega el momento de tomar una decisión entre Eurocup y BCL. Algo que para mi, como dije en Twitter, no es planteamiento correcto. La decisión que hay que tomar si la Fundación y el Banco le interesa tener un club de baloncesto con un proyecto serio y definido, con una inversión constante… ¿si o no? y en función de ella tendrá la consecuencia de jugar una competición europea u otra.

A día de hoy, con los rumores de desaparición de la Eurocup (que creo que se acentuaran ahora que los 11 clubes con licencia han aumentado su poder de decisión) y la tendencia a cerrar cada vez más la competición de la Euroliga, la presencia de Unicaja en la Eurocup respondería a la ambición de acceder a la mejor competición del continente, no sólo un año puntual, sino a largo plazo con la inversión que ello requiere.

La realidad que hay que aceptar es que el club no quiere acometer esta inversión ni tampoco la profesionalización del club. Uno mira proyectos de Valencia y Virtus que son los equipos que apuestan decididamente por acceder a la Euroliga y no es que no estemos cerca, es que estamos a años luz. Esta situación nos deja en un terreno de nadie a nivel de Eurocup. Ni somos capaces de competir con los que luchan por acceder a la Euroliga (no solo hablo de los proyectos que comentaba antes, hay otros que también nos adelantaron porque nosotros seguimos reduciendo presupuesto) ni nos resulta atractivo luchar con equipos como Molnar Bar, Brescia, Ulm o Bulogne (por poner ejemplos de equipos que nos cruzamos este año) con los que las distancias se acortan cada vez más.

Conociendo la (no) comunicación del club, la tendencia de algunos periodistas a usar la palabra Euroliga como objetivo pese a la reducción de inversión y las carencias estructurales que tenemos (el ejemplo de la confección de la plantilla de este año y las nulas consecuencias que ha tenido este verano…) y el problema de distorsión de realidad del entorno del que hablábamos antes, crea un contexto propicio para la frustración que es algo que el club no quiere, sobre todo ahora que se espera que volvamos a los pabellones.

Por contra, aparece la posibilidad de entrar en una competición en crecimiento pero con un techo de cristal. Me explico. Es incuestionable que la BCL nunca va a alcanzar, ni siquiera se va a acercar al nivel que tiene hoy la Euroliga, sin embargo, ya este año en términos generales, ha sido una competición equiparable a la Eurocup en cuanto a la calidad de sus equipos y al baloncesto que hemos podido ver (en esto yo diría que la ha superado), y creo que va a seguir creciendo con esos equipos que, como le ocurre a Unicaja, caigan en ese terreno de nadie que antes comentábamos hasta adquirir todos los que no accedan a la máxima competición cuando la Euroliga se cierre, que es algo que ocurrirá.

Lo que ofrece la BCL es algo que en el club es muy valorado: Los niveles de ambición e inversión que requiere la BCL son menores de los que requiere el entorno Euroliga y, sin embargo, la remuneración que ofrece la competición es equiparable. Gastas menos para tener equipos que compitan (que es básico para el banco), te ahorras la frustración de no optar a la Euroliga (ya seguro que no se habla de ello) y te pagan más por competir en este contexto.

Teniendo en cuenta que la Eurocup para los aficionados en Málaga tiene muy poca repercusión (yo diría que incluso la Euroliga el año que la jugamos, viendo el número de espectadores los últimos años con un descenso claro), creo que un planteamiento válido sería equiparar los rivales que nos hemos encontrado esta temporada en Eurocup con otros potenciales como Darussafaka, Galarasaray, Pinar Karsiyaka, Brindisi, Turk Telekom, Limoges, Dijon, Nymburg o incluso Fortitudo de nuestro amigo Repesa. Y la verdad es que no creo que haya diferencia.

Todo esto nos lleva a tomar una decisión impopular, la distorsión de la realidad hace que se considere el proyecto de Unicaja un proyecto futuro de Euroliga cuando no lo es, pero creo que justa y ajustada a la situación actual del club.

El problema no esta en la valoración de la decisión que se ha tomado en el contexto de decadencia y descenso de inversión en el que nos encontramos, como he explicado hasta este momento. Los verdaderos problemas aparecen cuando miramos hacia delante. Los voy a englobar en tres preguntas:

¿Quién toma las decisiones?

En el contexto de reducción de inversión en el que se engloba esta decisión que ha tomado el club, uno esperaría que se planteara una profesionalización del club para optimizar los recursos que se tienen. Hacer más con menos. Un ejemplo son los contratos que se le firmaron a Deon y a Gerun. Seguramente si inviertes en la profesionalización del club con un DD departamento deportivo de calidad es posible que apuesten por dos pivots que den más rendimiento, con contratos más ventajosos para el club que incluso dejen algún rédito.

El problema con esta cuestión es que la inversión se ha reducido pero, sin embargo, el modo de actuación del club no ha variado. Las decisiones las toman los mismos lo que da miedo después de la temporada que hemos vivido.

¿Por qué se toma esta decisión?

Bajo esta pregunta planteo el gran asunto que va a definir el futuro del club. Yo veo dos posibilidades por las que se plantea esta decisión de entrar en la BCL.

La primera es que el banco/fundación no quiere invertir lo necesario para estar en el entorno Euroliga pero si que le interesa mantener el equipo de baloncesto con una inversión menor. Esta sería la visión positiva ya que supondría detener la decadencia en la que estamos y vivir en una nueva realidad. El problema es que esta visión, volviendo a la primera cuestión, debería venir acompañada de un cambio absoluto en la forma de actuar del club dando más protagonismo a la gente de baloncesto, algo que no ha ocurrido.

La segunda, y me temo que la real, es que la decadencia del club es un proceso que no ha tocado fondo. Lo que quiero decir es que esta elección de la BCL no es más que un paso más. La reducción presupuestaria seguirá ocurriendo y dentro de tres años, cuando finalice el contrato de la BCL, el planteamiento será si participamos en competiciones europeas o no.

Sólo el tiempo responderá a esta pregunta.

¿Como se comunica la decisión?

Resulta una VERGÜENZA, con todas las letras, que la decisión más importante de la historia reciente del club de baloncesto se salde con un comunicado lleno de vaguedades que no explican absolutamente nada, algunos mensajes en las redes sociales oficiales y la ausencia total de cualquier encuentro con preguntas que pueda asemejarse a una rueda de prensa en la que se explique la situación actual del club y su perspectiva a futuro.

Sin embargo, lo que más me decepciona es que toda la prensa de Málaga (incluso las excepciones que otras veces he salvado) han aceptado estas vaguedades de un comunicado insulso como razonamientos válidos. Se me escapa como funciona el tema de la información. Entiendo que haya cierta tendencia a congraciarse con el club para poder disponer luego de filtraciones y demás pero que esta decisión (que afecta a unos cuantos miles de aficionados al baloncesto en la ciudad) no provoque la exigencia conjunta por parte de la prensa deportiva de una rueda de prensa, me resulta incomprensible. Una pena.

Valoración temporada 2019/2020

La realidad es que hemos presenciado una de las temporadas más extrañas de las que recuerdo, sino la que más. Si nos planteamos aspectos a tener en cuenta en la valoración de una temporada, que es el motivo de esta entrada, uno de los más importantes es la planificación de la misma a nivel de objetivos y picos de forma. Y esta es la principal razón por la que la valoración se plantea en términos parciales.

Ya no sólo es el hecho de que no todas las competiciones hayan llegado a su fin en el formato acordado al inicio (en el caso de la Eurocup y la Euroliga, ni siquiera concluyeron), es que tampoco las fechas han coincidido. Con el parón provocado por el virus, cualquier tipo de planteamiento inicial no ha servido para nada. Algo que hemos percibido en una fase final que si bien ha tenido emoción no creo que hayamos disfrutado del mejor baloncesto y si de una mayor dependencia de asunto físico.

Con respecto a la valoración me gustaría estructurarla en diferentes bloques: El contexto inicial. Rendimiento sobre la cancha. Política de club. Ideas a potenciar para la plantilla del año que viene.

Leer Más…

Plantilla cerrada 2019/20 (II)

Una vez tratadas algunas de las consecuencias, a nivel de características de equipo, que va a tener la elección de jugadores que se ha hecho para completar la plantilla es el momento de hablar de la misma desde un prisma algo más individual, que es la idea de esta entrada. Sin embargo, antes de emprender ese camino me gustaría hacer hincapié en algunos aspectos que afectan a la mayoría de los jugadores y que conforman parte de la política del club a la hora de confeccionar la plantilla.

Leer Más…

Plantilla cerrada 2019/20 (I)

Aún no ha llegado a su fin el mes de Julio y Unicaja ya ha completado la confección de su plantilla de manera oficial.  Situación esta que en los últimos tiempos se esta convirtiendo en un sello de identidad de los veranos malagueños.  No me atrevería a calificar esta celeridad ni en positivo, podríamos pensar que el club tiene las idea clarísima en cuanto a necesidades actuales de la plantilla y perfiles de mercado a los que se puede acceder, ni tampoco en negativo, sería lógico pensar que cerrando la plantilla en un momentos tan prematuro en la evolución del mercado puedes dejar pasar la posibilidad de adquirir algún descarte de equipos superiores que en las postrimerías del mercado son accesibles.  Como entrar en este terreno supone hacerlo en el mundo de la futurología, que nunca ha sido del gusto de este blog,  vamos a obviar este tipo de razonamientos centrándonos en la valoración de lo que tenemos.

Leer Más…

Bajón de rendimiento

El bajón ha llegado.  Hay equipos que no lo tienen durante todo el año, otros que, a pesar de tenerlo, prácticamente no lo acusan, quizás por haber alcanzado un nivel de madurez en su baloncesto óptimo y luego están los que lo sufren en forma de nivel de baloncesto y lo extienden a los resultados.  Esto último es lo que le está ocurriendo a Unicaja los últimos partidos coincidiendo con el primer pico objetivo de la temporada,  el que decide el primer título (la copa del Rey),  el que te marca el margen en el que vas a luchar de cara al play off de la ACB y el que te clasifica para los cruces de la Eurocup.  En definitiva, el momento más crucial de la temporada para un club del nivel de Unicaja.

Leer Más…

Una valoración (y III)

Finalizando con mi valoración individual.

Carlos Suárez:  Jugador de club.  A lo largo de las últimas temporadas, junto con Alberto, se ha convertido en el claro referente del club dentro y fuera de la pista.  Su nivel de implicación a nivel de equipo y de ciudad me recuerdan muchísimo al que ha podido tener Berni Rodriguez, con todo lo que ello conlleva desde un punto de vista histórico para el club.

Leer Más…

Una valoración (II)

Continuando con mi valoración individual….

Nemanja Nedovic: La referencia ofensiva.  A modo de declaración inicial, para mi Nedovic ha sido lo mejor de la temporada.  En un contexto de juego mediocre, como el que hemos visto, el talento de Nedovic ha generado los mejores minutos de la temporada.

Leer Más…

Una valoración (I)

A lo largo de la temporada son varias las ocasiones en las que, con el objetivo de relativizar las consecuencias de determinadas situaciones puntuales,  tendemos a posponer análisis y toma de decisiones al final de temporada cuando uno puede disponer de una perspectiva global, momentos buenos y malos, a partir de la cual construir una valoración.  Con estas líneas no pretendo jugar a tener el poder de decisión en el club, según mi percepción de lo que debe ser un club serio,  sino simplemente dar mi valoración sobre lo que hemos visto sobre la cancha a lo largo de la temporada.

Leer Más…