DOMINIO DE MANRESA

    El día ‘d’ y la hora ‘h’ del cambio de sensaciones llegaba para Unicaja en el partido de hoy contra el Ricoh Manresa, la oportunidad perfecta para alejar fantasmas, para asegurar la copa del rey un partido antes, para cambiar la dinámica  de sufrir por conseguir los objetivos mínimos que se exigen a esta plantilla y a este entrenador de los últimos tiempos, para demostrar que lejos del Martín Carpena se puede conseguir la solvencia que suele tener el equipo como local…y el día pasó con la sensación de que aún no hemos logrado adoptar una linea de juego y un caracter que se pongan de manifiesto siempre que Unicaja salte a la pista, independientemente de las victorias o derrotas que se puedan conseguir.

    La entrada en el partido, con un correcto nivel defensivo (no permitiendo penetraciones sencillas, con Ndong modificando muchos tiros, con cierto control del rebote defensivo), más el acierto con triple de Haislip y un par de balones a Ndong, sin sacar excesivo rendimiento pero mostrando gran superioridad física ante los pivots menos físicos del Ricoh, han dado paso al asentamiento de Javi Rodriguez y Rafa Martinez en el partido, capaces de generar muchísimo juego y ejercer un control del partido durante la mayor parte del mismo (sobre todo en los minutos finales) y a un mayor dominio del juego interior por parte de Manresa. Grandes minutos de Alzamora y Asselin, sacando faltas y reboteando con mucha solvencia. Esta fase de partido ha traido consigo la 2 falta de Ndong (cambiado por Gabriel, que ha tenido un partido flojísimo en defensa…un juguete en manos de Asselin sin defender con la intensidad necesaria a su hombre, ni llegando a hacer ayudas ante las penetraciones) y posteriormente la segunda de Haislip, con faltas bastante estupidas (cambiado por Jimenez, que ha sido básico en el juego de Unicaja en el día de hoy, aportando lo de todos los días, gran defensa, muchisimo rebote, muchisimas cosas para el equipo casi sin anotar).

    A  partir de aquí hemos vivido un partido igualado, con ventajas cortas. En ataque estático hemos sufrido muchísimo abusando excesivamente del triple sin  ninguna circulación de balón. Hoy Gabriel no ha estado especialmente brillante en su capacidad de recibir balones dentro y poder distribuir juego desde ahí (tampoco Haislip los minutos que ha compartido con él) con lo que teníamos un juego excesivamente perimetral, con momentos de acierto aprovechando las continuaciones de los bloqueos (SIEMPRE hacia fuera) pero sin ser capaces de variar el juego en ataque (cuanto se echa de menos a Santiago en partidos así, cuando su presencia en pista siempre es una opción). Algunos chispazos en forma de contrataque (uno magnificamente llevado por Welsch y Berni)  nos han dado canastas faciles pero  sin ejercer un dominio sobre el ritmo del partido ya que Javi Rodriguez no lo permitía, con un autentico partidazo, aportando muchísimas cosas, ayudado por algunas variantes defensivas de los manresanos (defensas zonales 2-3 tras tiro libre durante todo el partido) que han propiciado muchisimas perdidas.

      En el segundo cuarto hemos visto a un Popovic de “base” (comillas porque cuando Popovic juega de base podemos decir que cualquier exterior lo es…hoy Kus ha subido varias veces el balon, dirigiendo algunos ataques) y con Kus de dos. Ofensivamente nos hemos limitado a acciones aisladas de 1vs1 en penetración, muchas veces demasiado forzadas con el único objetivo de tirar aunq la defensa de Manresa se cerrara sin buscar crear ninguna ventaja (a veces con canasta y otra perdiendo balón generando contraataques faciles para Ricoh) y a jugar con los dos pivots (Jimenez y Gabriel) arriba para bloquear y buscar las continuaciones (siempre hacia fuera de los dos, lo que para mi es un error porque Jimenez en carrera es muy dificil de parar en penetracion y parece que antes de hacer la jugada ya sabemos que se la vamos a pasar a Gabriel sin ver lo que hay, en este cuarto lo hemos hecho 6 veces…4 de ellas seguidas anotando con buen porcentaje pero con la sensación de un juego demasiado previsible). La circulación de balón, como durante casi todo el partido, ha sido inexistente, perdiendo muchísimos balones estupidos…Kus sobre todo. Unicamente, ante zona 2-3 de Manresa hemos atacado una vez muy bien viendo el corte de Jimenez que ha cerrado la defensa, sacando un pase buenisimo para Popvic que ha acabado con un 3+1.

       La razón que nos ha sostenido en el partido, incluso por delante, ha sido la defensa con un denominador común, Carlos Jimenez (grandisimo en las ayudas, grandisimo en el rebote, grandisimo en defensa ante Rubio, muy muy bueno provocando 2vs1 al poste con Alzamora sobre todo, gran partido..). En el aspecto de hacer traps a Alzamora hemos tenido fallos en la rotacion defensiva, en llegar a la segunda ayuda, siempre que ese hombre era Popovic. Le ha ocurrido tres veces que cuando Jimenez salta a los 2vs1 el no baja a cubir un pase entre pivots provocando faltas o canastas faciles (esto por ejemplo Welsch lo ha defendido de forma perfecta recuperando dos balones) lo que le ha llevado al banquillo (si en defensa no cumple no va a jugar pq en ataque no produce nada que no sea alguna acción individual puntual, triples a final de posesión o penetraciones).

       En esta fase se ha empezado a ver el excesivo protagonismo que los arbitros querían tener en el partido, con una actitud en la que parecía que esperaban cualquier palabra de alguien para pitar. El baloncesto es de los jugadores y estar todo el rato cortando el ritmo  no me parece algo bueno. A veces, simplemente hay que hacer como que no se escucha y ya está.

        Con el comienzo de la segunda parte hemos empezado a ver más claramente el dominio de Manresa, aprovechando de la mano de Rodriguez todos los desajustes defensivos que teníamos (cambios defensivos en los que los dos jugadores de Unicaja iban al mismo creando desventajas clarisimas, jugadores sin intensidad defensiva, problemas para controlar el rebote) y de la mano de Rafa Martinez que, sobre todo en penetración, ha dominado a todos los defensores que ha tenido. En esta fase del partido Scariolo ha dispuesto algunas variantes defensivas para intentar parar el ritmo de Manresa: algunas veces mostrando una zona 2-3 y acabando en individual (muy fuerte todo el rato Berni sobre Martinez) y otras manteniendo la zona 2-3 con muy poca intensidad, genielmente atacada con la dirección de Javi Rodriguez. A pesar de estos problemas unos últimos minutos de control de rebote y defensivos de calidad (con Jimenez) y la brillantez ofensiva de Cabezas en el 1vs1 nos han mantenido en el partido (empatandolo a 58).  Aunque me gustaría comentar el detalle de la última posesión con un tiro desequilibrado de Sanders cuando aún quedaban 4 segundos de cuarto…no se cual sería la jugada marcada pero esa seguro que no.

       En el último cuarto, hemos visto una lección de juego por parte del Manresa, sin importarle nuestras variantes defensivas (ni la falsa zona ni la 2-3) con un equilibrio en el juego interior-exterior impresionante. Asselin haciendo daño en todas las situaciones, jugando al poste bajo (nunca hemos podido con él), en los pick and roll, con  tiros de media distancia, muy acertados en el tiro exterior sacando balones (sobre todo Walsh y Espil), el juego total de Martinez (anotando en todas las posiciones, sobre todo cuando el partido se estaba decidiendo, como hacen los buenísimos jugadores) y la dirección de Javi Rodrigues y Berni Hernandez (en los minutos que estuvo en pista).  Me ha gustado muchísimo la circulación de balón, castifando los desajustes con triples desde la esquina y la variedad de focos de anotación durante el cuarto, aunq finalmente haya sido Rafa Martinez el que haya cogido el timón los últimos segundos.

     Unicaja, en este cuarto se ha visto completamente desarbolado en defensa y ofensivamente solo nos hemos mantenido con las acciones individuales de Cabezas en 1vs1, algunos tiros aislados de Kus (que a pesar de haber estado bien en la anotación para mi ha hecho un partido desastroso) y algunas situaciones de contrataque provocada por la defensa a todo campo buscando traps (Jimenez en todos ellos) que ha generado, por momentos, algunas situaciones de contraataque que nos ha acercado en el marcador a 5-6 puntos, hasta que Martinez ha decidido que el partido se acababa.

      Una pena, volver a esta sensación de indefinición que hemos tenido durante algunos partidos. Esperemos que esta idea de equipo, el sello que nos define y que hemos podido ver sobre todo en el Carpena, lo empecemos a implantar en todos los partidos, independientemente de que se ganen o se pierdan, y no dejar la sensación de ser dominado que se ha visto hoy en Manresa.

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: