GANAMOS PERO…

 

               Se hace dificil realizar análisis con vistas al futuro cuando uno ha perdido la esperanza en el progreso del equipo dada la situación en la que nos encontramos actualmente.  No me refiero a los resultados o a nuestro objetivo de meternos en play off.  Respecto a esto, si soy sincero, creo que al final nos acabaremos metiendo en la lucha por el título ya que tenemos bastante más claidad que muchos de los equipos con los que competiremos.  Me refiero concretamente a la esperanza de ver buen baloncesto este año en el Carpena, por parte de nuestro equipo.

               En el caso concreto del partido de hoy hemos tenido los mismo problemas de todos los días, incluso me atrevería decir que amplificados por la ausencia de intensidad defensiva durante los tres primeros cuartos.  La diferencia de resultado está en dos cuestiones: por un lado la entidad del rival, el cual tiene grandes carencias físicas (con lo que nos facilitan el control del rebote, que es una de nuestras mayores carencias) y de talento (han empezado muy bien atacandonos desde el pick and roll pero han acabado no sabiendo leer estas situaciones cuando Unicaja ha subido el nivel defensivo) y por otro lado el acierto desde la línea de tres al final del partido pese a que nuestros ataques se podían calificar de cualquier forma excepto usando la palabra fluidez o claridad, sin embargo la defensa de menorca ha bajado muchísimo el nivel primitiendo estas posibilidades.

                 La verdad es que la historia del partido en cuanto a sacar conclusiones o aspectos a destacar es absolutamente nula.  Si hay algo destacable son situaciones de las que ya hemos hablado aquí hasta la saciedad,  de estas me gustaría sacar a relucir algunas, una vez más.

                  –  La elección de los emparejamientos defensivos de Mateo. En especial dos situaciones que para mi son especialmente sangrantes:  por un lado la defensa del 1 y el 2 cuando McIntyre está en pista y por otro lado la defensa del 4 y el 5 cuando Freeland es 4 o/y Sinanovic es el 5.

                       En el primero de los casos  McIntyre NUNCA puede defender al jugador que genere juego desde el pick and roll porque sistemáticamente pasa los bloqueo por detras concediendo tiros claros (en este sentido me parecieron muy pobres unas palabras de Chus en las que le animaba a pasar los bloqueos de esta manera) y porque sufre muchísimo en el 1vs1 hasta el punto de verse superado continuamente.   Ya lo vimos con Satoransky, lo vimos con Huertas y hoy lo hemos vuelto a ver con Ciorciari y Limonad (con menos relevancia por las capacidad de estos jugadores en contraposición a los anteriores) con lo que yo creo que teniendo la ventaja de contar con jugadores como Saúl, Berni, incluso Fitch, que estan capacitados para defender en las posiciones de 1 y de 2 (incluso de 3 en algunos casos) no entiendo porque no se coloca a McIntyre a defender a Rafa Huertas, a Oleson o a Urtasun (por poner ejemplos de estos partidos) y dejamos a Berni o Saul que defiendan a El-Aminm, Calloway, Marcelinho o Limonad.  Con esto no concedemos tantísimo en defensa y además dotamos de cierto “descanso” (aunque esta no es la palabra porque en defensa NUNCA se descansa) a McIntyre para que en ataque pueda asumir más.

                        Lo segundo son la forma de limitar las carencias defensivas de Sinanovic.  Todos sabemos (Chus también, y lo ha dicho en rueda de prensa) que Sinanovic tiene grandes carencias defensivas sobre todo en la defensa del 2vs2, del 1vs1 cuando le juegan de cara por su inexistente lateralidad y en la salida a tiros exteriores (como hoy con Caio Torres).  Teniendo en cuenta esta realidad, mientras Sinanovic no progrese (por cierto tiene 27 años que a veces uno ecucha la radio y parece que tiene 18 y hay que enseñarle todo) hay que buscar alternativas como una defensa en zona bien hecha o buscar situaciones como cambios automaticos entre el 4 y Sinanovic cuando el pivot al que defiende el bosnio salga a bloquear en un 2vs2 o a tirar u otras alternativas.   De momento no vemos nada y eso nos lastra sobre manera.

                       – La posibilidad de jugar con doble poste en ataque.  Freeland hace continuamente movimientos de 5, incluso cuando ocupa la posición de 4, con lo que al final acabamos viendo en la pista un partido de benjamines en el que por mucho que les dices a tus chavales que ocupen espacios lo que a ellos les gusta es estar cerca del aro para meter canasta.   Hoy hemos podido observar continuamente como Freeland cierra espacios a Sinanovic y este se los quita al ingles yendo los dos al mismo al lado de balón para buscar recibir un balón interior.

                           Yo no soy partidario de esta pareja (porque creo que ninguno de los dos tiene capacidad a día de hoy de crear espacios desde su capacidad de pase) pero si encima no tienen claro los movimientos poste alto poste bajo, los bloqueos entre ellos, quien sube a hacer un bloqueo directo, etc etc…. entonces es que mi negativa es absoluta.

                          – Atacamos contra zona con unas carencias enormes.  Nos limitamos a pasar el balón por fuera hasta que encontramos un tiro como si esto fuera balonmano pero juagando sin pivote.  Incluso cuando está en pista Printezis, que es un jugador muy bueno para utilizarlo cuando se puede jugar de cara con pivots mas lentos que él, nunca entra en juego.

                           –  No entiendo porque renunciamos a correr muchas veces.  Esto parte de la misma idea que la defensa del hombre de balón que antes comentaba.  Si tienes la ventaja de poder disponer de jugadores como Berni, Saul o Fitch que pueden subir el balón perfectamente porque no les obligas a subir el balón cuando  cogen un rebote defensivo o cuando a nuestro base se le defiende más intenso.

                                Creo que es bueno por dos razones, una porque nos permite atacar más rápido y otra porque permite a McIntyre poder jugar eventualmente desde el rol de dos, situación en la que puede ser peligroso con su tiro de tres.

                            –  Por último, si no entendemos que nuestro nivel defensivo debe ser máximo para poder competir no vamos a ningún lado.  Hoy nos han valido 7-8 minutos de defensa correcta (nada excepcional, simplemente correcta) para poder ganar pero claro, en casa y ante Menorca, en otras situaciones al final del tercer cuarto vas 15 abajo y adios.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: