La semana de la copa

 

Por fin hemos entrado de lleno en la semana de la Copa.    Muchas veces hablamos, yo en mayor medida, de lo mal que se gestiona la difusión de nuestro deporte para hacerlo cercano tanto al aficionado más interesado como para aquel más circunstancial.   Esta deficiencia evidente tiene su contrapunto con la disputa de la Copa del Rey.  Sin ser el título más importante de la temporada,  convendremos que tanto la Euroliga como la ACB tienen un mayor valor,  sin duda es el que ha conseguido llamar más la atención de la opinión pública, especialmente en la ciudad en la que se disputa.   Supongo que la idea de juntar ocho aficiones en una misma ciudad con el colorido que eso supone (sin que nadie se mate entre si como en otros deportes),  la celebración de diferentes clinics y charlas de todo ámbito (musical, cinematográfico y, especialmente deportivo) ,  la notoriedad que buscan las empresas que patrocinan la competición con concursos en la calle  y todo tipo de fiestas que llamen la atención tanto del visitante como del ciudadano autóctono, la cercanía de los jugadores (todos en el mismo hotel y en la cancha viendo partidos junto con el público)…. entre otros eventos, consiguen una atmósfera digna de la mención mediática que otros eventos “baloncestísticos” de más calado como el play off o la Final Four no obtienen.

De la misma forma que creo que es justo hacer una crítica constructiva (al menos intenta serlo) de las cosas que uno considera que se hacen mal,  no lo es menos destacar aquellas cosas que se hacen bien, o casi bien ya que  seguro que algunos me sacaran a la palestra el tema de las entradas:   su precio, la poca disponibilidad de las mismas y la donación que se hace de las mismas a patrocinadores que luego no las usan son seguramente conceptos a mejorar.  Aquí quedan dichas ambas cosas.

Tras  destacar este aspecto que me considero importante, quería contaros algunas de mis impresiones sobre la configuración final de la copa, sin entrar en aspectos deportivos, a los que ya nos referiremos a lo largo de la semana.

Creo que se trata de una de las Copas con mayor número de ausentes y, por lo tanto, con un mayor número de sorpresas de los últimos años.  Creo que podemos hablar de ausencias de muchísimo peso que sin duda se van a dejar notar.  Desde uno de los equipos más en forma de la ACB (sino el que más) como es Bilbao,  pasando por otro de los equipos llamados a ser la alternativa a los más grandes como Valencia,  o de algunos que nos han acostumbrado a estar presente en esta cita año sí y año también como Gran Canaria  y terminando por grandes históricos como Joventut, Estudiantes o Cai que saben lo que es ganar este título y que andan en baches o recuperándose de ellos.

Esta situación hace que a los cuatro grandes del baloncesto patrio los últimos años los acompañen en la cita cuatro equipos que el año pasado no disputaron la competición ( Banca Cívica, Lagun Aro, Alicante y Fuenlabrada).   Equipos que, dicho sea de paso, se han ganado con absoluta justicia su presencia en la fase final de Barcelona jugando un baloncesto sensacional en muchos casos.

Sacando un poco al Banca Cívica, que sin ser un equipo asentado entre los grandes, si que ha sido capaz de disputar algunas ediciones de esta competición y dispone de una estructura de club  muy sólida y con gran inversión desde hace años (lo que le coloca en disposición de plantar cara a Unicaja, sobre todo al actual, con opciones de ganar), yo quería destacar el papel de Vidorreta, Fisac y Sito Alonso  en Alicante, Fuenlabrada y San Sebastian porque llevar al sus respectivos equipos a esta competición ya es un gran logro enorme pero hacerlo con el gran baloncesto que han demostrado me parece algo digno de mención.

Con todo, la presencia de estos tres equipos puede entenderse como un arma de doble filo.  El “no tengo nada que perder” y el “vengo a dar lo máximo de mi sin presión”   les puede hacer desarrollar su baloncesto al mejor nivel  con posibilidades de dar algún susto, pero por otro lado, si a la evidente superioridad de los grandes le añades “la idea de haber cumplido con estar en la competición” ,  “la falta de experiencia en torneos tan cortos”  puede que acabemos el Viernes noche diciendo que hemos visto muy poco baloncesto (el año pasado el ejemplo de Valladolid tras una primera vuelta sensacional es muy clarificador) .

Esperemos que el primer aspecto tenga mayor peso que el segundo y podamos ver a todos los equipos competir al máximo desde el primer día.  En fin… quedan 3 días.

5 Respuestas a “La semana de la copa”

  1. Paco dice :

    Quedan tres dias y en la television no se dice nada, ni siquiera en los telediarios de TVE. Eso si, tenemos cumplida informacion de lo que hacen nuestros jugadores en la NBA con pelos y detalles, lo cual a mi me importa poco la verdad. Me gustaria mas atención mediatica, sobre todo de la television que al fin y al cabo lo retransmite.

    Esperemos que la ACB encuentre una television que le dedique un poco mas de tiempoa esto del baloncesto. Los ya aficionados tenemos muchas opciones de ver minimo entre euroliga y liga 5 o 6 partidos, pero seria interesante vender un poco mejor el producto.

    saludos

  2. Babkov10 dice :

    Vaya tela con Lin, la que le hizo ayer a Calderón.

    En serio, un tío con ese juego, como ha pasado desapercibido y en ligas de desarrollo tanto tiempo?

    Espero que siga así, es un soplo de aire fresco.

    Saludos

  3. bullock11 dice :

    Paco, veremos el fin de semana.

    Babkov10, Lin es una realidad tío. Ya lo dije en mi entrada del otro día y lo mantengo. Es muy bueno y eso no va a cambiar.

    Un saludo

  4. Babkov10 dice :

    Y según dijo ayer en Marca, Pablo Laso, al más puro estilo futurólogo, se rió de él (literalmente) cuando se lo ofrecieron en el Lock-out…

    (aunque es cierto que sin tener noticias de él, si te ofrecen un “chino” para ir al Madrid, lo normal es que no le hagas caso. Si sale rana te dan por todos lados)

    • bullock11 dice :

      Babkov10, si hay que ser justos, el primero que lo mencionó como futurible para Unicaja fue el señor Javier, así que si el Madrid quiere tener un director de operaciones deportivas de calidad y dejarse de medianías, que pase por aquí a negociar y veremos en cuanto les dejo la clausula de salida… jeje

      Bueno, yo tengo que reconocer que hasta su primera gran actuación en los Knicks no sabía absolutamente nada de él, pero me sorprende muchísimo que con las cualidades que tiene nadie antes se diera cuenta de que podía ser jugador NBA. Entiendo que nadie esperara esta regularidad y esta influencia positiva en el equipo (con el New York ha pasado de ser un equipo vulgar a ser un equipo de play off sin Davis, Carmelo y Stoudemire) pero joder, no considerarlo un jugador NBA cuando por allí hay tipos como Dowdell y Jetter que han jugado minutos… es algo increible.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: