Punto de inflexión

 

Hablábamos antes del partido que había que poner en contexto la serie de victorias ante Manresa, Efes y Valladolid para poder valorar en su justa medida el desarrollo que había tenido el equipo durante esas semanas.  Alejándonos de los triunfalismos, las conclusiones positivas que se pudieron obtener de esos partidos, al menos en mi opinión, provenían más de el aumento del rendimiento de algunos jugadores en el exterior, concrétamente,  Toolson y Dragic,  que de una mejoría clara  en el rendimiento del juego de equipo.   Si bien es cierto que el equipo tiene conceptos defensivo que es capaz de implantar no sin algo de irregularidad,  si juegas ante rivales con enormes  enormes problemas para atacar (algunos porque su baloncesto es lamentable  y otros porque los recursos que tienen no les dan para más) , se hace complicado evaluar el verdadero nivel que eres capaz de alcanzar.   En ataque pasa algo parecido, si basas tu juego en que tus escoltas generen sus tiros desde el 1vs1 o el 2vs2 sin mayor lectura del juego,  porque los rivales ante el primer 1vs1 que pierden no ofrecen ninguna resistencia,  resulta muy arriesgado hablar de desarrollo.   Es por todo esto, que una semana en la que te enfrentas a dos equipos como Fenerbahce y Gran Canaria, es decir, Obradovic y Pedro Martinez,  ofrece la posibilidad de medir tus rendimiento ante equipos que no te van a conceder ventajas como si pasa con los rivales que vencimos en esta última serie de tres.

Bueno, pues teniendo en cuenta todo esto, resulta que el equipo, con sus aciertos y sus errores, que de todo hubo, jugó uno de los mejores partidos de los últimos años,  siendo capaz de conseguir alcanzar un nivel de regularidad defensivo, aunque con ciertos matices, y ofreciendo evidencias sobre el uso que se puede hacer de la riqueza de nuestra plantilla en ataque estático, algo que hasta el día de hoy entraba más en el terreno de las suposiciones que de las realidades que hemos visto sobre la cancha.

En el aspecto defensivo, seguimos partiendo de nuestra idea inicial de defender en individual con algunas premisas como defender al balón a toda pista, ser agresivos en líneas de pase y en los 2vs2 aprovechando la capacidad de muchos de nuestros jugadores interiores de defender en missmatch, en definitiva, situaciones en las que la defensa arriesga el dejar grandes espacios que hay que recorrer para las ayudas, las rotaciones defensivas y que el equipo contrario puede aprovechar para atacar el rebote ofensivo (sobre todo ante determinados desajustes defensivos) en favor de generar situaciones de contraataque que es el tipo de baloncesto que buscamos, teniendo en cuenta el nivel físico y la longitud de la plantilla que tenemos.   Y es en estos riesgos que hemos tomado, yo estoy de acuerdo con ellos, donde yo veo los mayores problemas de este tipo de defensa, ya que a pesar de la consistencia defensiva que esta empezando a ofrecer Fran Vázquez (su primer cuarto de ayer fue de gran nivel) y Stimac en las labores de ayudas e intimidación,  no evitan determinadas concesiones en las penetraciones como ayer vimos en los casos de McCalebb y Kleiza que por momentos encontraban penetraciones sin oposición, situación que se intento corregir con una mejor situación defensiva del lado débil que si bien nos permitió tener una defensa mas cerrada ante las penetraciones continuas de McCalbb propició continuamente tiros abierto claros, sobre todo de Mahmutoglu que tiros todos sus triples anotados con los pies parados en el suelo y recibiendo de cara.

Sin embargo, lo que mejos me gustó a mi del partido es nuestra defensa zona 2-3 del último cuarto.  Habrá quien diga que esa defensa se utilizó en un momento complicado del partido en el que las penetraciones de los jugadores de Fenerbahce nos estaban haciendo mucho daño y que la misma permitió cambiar el ritmo del partido, u seguramente tengan razón.   El problema es que en mi opinión, lo que hizo Plaza implantando este tipo de defensa tan poco trabajada fue jugar a la ruleta rusa concediendo cada posesión tiros de tres abiertos solos a jugadores como Bogdanovic, Kleiza o McCalebb.  Es cierto que esos tiros no se anotaron y por contra conseguimos controlar el rebote con minutos de mucho nivel de Stimac pero creo que a estas alturas de la temporada colocar una defensa zonal tan estática, con tan poca basculación,  con tan poca oposición ante los tiros abiertos sin ni siquiera llegar a puntearlos… puede ser una opción ante equipos sin tiradores pero creo que el de ayer no esra el caso.

En ataque, sin embargo, pese a algunas situaciones de descontrol de Granger especialmente, creo que el equipo fue capaz de correr cuando había posibilidad aprovechando las características de nuestros escoltas que están muy capacitados para llevar el contraataque (especialmente Dragic) y las características de nuestros pivots que gracias a su capacidad de correr la pista permiten en ocasiones situaciones de desajustes ofensivos que se pueden aprovechar durante los primeros segundos de la posesión.  Lo cierto es que estas son situaciones que ya habíamos visto en algunos partidos, de hecho mientras más pudiéramos correr con más facilidad conseguíamos ganar los partidos, sin embargo, si el equipo contrario era capaz de hacernos jugar 5vs5 en estático, nos podíamos echar a temblar fuera quien fuera el rival (Cai, Baskonia, San Sebastian, Obradoiro….).

Teniendo esto en cuenta es aquí donde yo veo algunos aspectos que pueden conformar el crecimiento de este equipo en la búsqueda del equilibrio entre ataque y defensa, ya que de todos los partidos que he podido ver de Unicaja esta temporada, sin duda alguna este ha sido el que mayores recursos ofensivos ha sido capaz de mostrar el equipo.  Me gustaría enumerar algunas situaciones que vi de memoria.

– Uso de Carlos Suares (y Kuzminskas) al poste bajo frente a cualquiera que fuera sus defensores.  Esta situación la vimos durante los primeros minutos del partido con CM y Fran Vázquez ocupando posiciones lejanas del aro para que Carlos pudiera aprovechar estas situaciones.

– Pick and pop de Hettsseimer.  Aprovechando la movilidad del brasileño y su capacidad para tener ese tiro de 4-5 metros con gran acierto.

– Jugar pick and roll frontales no significaba necesariamente forzar situaciones de penetración a canasta (que es el error que comete Granger muchas veces).  Recuerdo una situacion de Toolson y Stimac jugando 2vs2 que propicia un cambio defensivo en Fenerbahce.   Vimos como automaticamente se produjo un aclarado para Stimac que acabo anotando con mucha facilidad.

– Buscar situaciones de 1vs1 de espaldas al aro de Stimac.  En este sentido hecho un poco en falta mas trabajo  de nuestro cuatro al poste alto y buscar mas situaciones de juego entre pivots y de trabajo por línea de fondo ya que nuestros pivots, a pesar de que Stimac por físico es capaz de generarse alguna cosa, no brillan por su cantidad de recursos técnicos al poste bajo.

– Buscar salida de los bloqueos de Toolson (esto también podrá valer para Urtasun) para lanzar de tres.

– Uso de las esquinas para castigar las ayudas frente a las penetraciones de nuestros exteriores.  Llegamos a ver hasta algún extra-pass.

En definitiva, no quiero entrar en la ejecución del sistema en si,  sino en la realidad que supone el hecho de que poco a poco los matices de los sistemas se van llevando a cabo, llegando a jugar alguna vez a 24 segundos encontrando situaciones de ventaja en las que cada jugador se siente cómodo según sus características, que debería ser nuestro objetivo cuando no somos capaces de resolver en situaciones de contraataque o de desajustes.  Si a esto le añades que tienes jugadores que puntualmente son capaces de generarse sus tiros en un 1vs1 y que somos un equipo que ataca el rebote ofensivo con muchos efectivos y mucha agresividad,  podemos convertirnos en un equipo capaz de diversificar mucho las vías de anotación,  situación que es capital cuando no dispones de jugadores de nivel que ganan los partidos ellos solos.

Habrá que ver si esta situación que vivimos ayer,  supone un punto de inflexión a partir del cual vamos a ir creciendo (aunque haya días que haya mayor o menor acierto) o simplemente es flor de un día.  Mañana ante Gran Canaria, otro gran rival, podremos evaluar esta situación.

Una respuesta a “Punto de inflexión”

  1. Konrad dice :

    Ojalá sea así.
    Yo también vi ayer cosas que no había visto en otros partidos. Bueno, en los últimos se está viendo mas cosas en ataque. Ayer, una buena defensa estable durante casi todo el partido. Con lagunas, si, pero no 10 minutos de buenos defensa y luego 20 malos, y así.
    Mañana tenemos un partido muy trascendente. A ver que pasa. Rival que nos va a poner las cosas dificiles. Pero si no somos capaces de ganar en casa al Granca, tampoco podemos esperar mucho mas de la copa. Así son las competiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: