Competitividad croata

El baloncesto tiene estas cosas, incluso diría que es parte de su grandeza.   Cuando un equipo en posición de inferioridad es capaz de llevar el partido a aquellas situaciones en las que limitas las virtudes del rival y fortaleces las tuyas,  las distancias se hacen poco a poco más pequeñas hasta, en algunos casos, desaparecer, como ocurrió ayer en el partido ante la Croacia de A. Petrovic.

Esta situación tiene especial mérito por parte de los croatas al producirse a pesar del dominio mostrado por España en algunas fases del partido en base a la defensa de la primera línea (Rudy, especialmente, junto con Ricky y Llul) y a la gestión de los espacios de Mirotic y Gasol.

De partida,  Petrovic puso el foco sobre los miedos de Ricky en lo que respecta al uso de su tiro.  No es que esta situación sea nueva para Ricky,  pero pone sobre la mesa dos situaciones:  España tiene que ajustar su ataque en estático prescindiendo del pick and roll frontal (situaciones en las que se le concede el tiro descaradamente a Ricky) y  la sobrepoblación de la zona (al dejar a Ricky tanto espacio, la defensa de Croacia se cierra sobre posiciones interiores en las que Gasol es demoledor.

Este primer recurso utilizado por Croacia no le dio el resultado esperado especialmente por la gran lectura de los espacios que mostraron Gasol y Mirotic.  Su gran capacidad de pase, su dinamismo y, sobre todo, su rango de tiro obligaba a Croacia a abrirse creando situaciones de ventaja especialmente de cara al aro muy dificiles de parar para los croatas.  Si a esto le añadimos la salida de Sergio Rodriguez que, por un lado,  en estático obligaba a los exteriores a ajustar sobre el en situaciones de pick and roll y, por otro, mejoraba nuestras opciones de contraataque o ataques en transición, llegamos a los mejores minutos de España en el partido.

A partir de aquí, se puso de manifiesto, la ausencia de recursos ofensivos y los problemas para incrementar el nivel defensivo del equipo (esto debería ser algo lógico) cuando Gasol no está en pista.  Sin la presencia de Gasol, Planinic aportó muchísimo en la defensa, siendo el claro referente tanto en el pick and roll como en las ayudas exteriores que parecía ser el único argumento ofensivo del que disponíamos.  En ataque, la ventaja clara de Bogdanovic al tres con Claver en situaciones de 1vs1 desde el bote para crearse sus propios tiros o aprovecharse del trabajo de Planinic bajo el aro, fue un autentico agujero en nuestra defensa que permitió a Croacia entrar en el partido.

Con la salida de Gasol/Mirotic tras el descanso, España vuelve a encontrar los referentes ofensivos que le permiten mantener un ritmo anotador.  El problema es que cuando con Rudy empezamos a controlar a Bogdanovic,  esa moneda al aire que es Ukic para Croacia les funciona anotando de forma continua tras robo un par de triples que igualan el partido al final del tercer cuarto.

El último cuarto fue un ejemplo de dos situaciones: una, como Croacia consiguió limitar a Gasol por parte de los croatas (trabajo brutal de todo el equipo, especialmente Planinic y Saric) en base a una defensa 2×1 constante con muchísimo contacto en el momento del partido en el que los árbitros permiten más (claro aumento del nivel de agresividad en esta fase del partido con un Petrovic transmitiendo mucha intensidad desde el banco)  y a continuos bodycheck que impedían a Gasol cortar hacia lado fuerte y salir limpio para recibir y generar esas ventajas que en el primer tiempo nos habían propiciado los mejores minutos del juego de ataque de España. Algo que luego podrá ser utilizado por otros equipos.

La segunda situación es la ausencia de diversidad de recursos ofensivos para España sin la referencia de Gasol al poste (por las dificultades que presentaba Croacia).  No vimos una alternativa ofensiva que permitiera alternar posesiones con las situaciones al poste de Gasol que nos convirtieron en un equipo previsible dependiendo de un jugador que es muy bueno pero que no está en su mejor momento y que ya en el primer partido tuvo que disputar una minutada.

En definitiva, las sensaciones son muy parecidas a las de tantos y tantos torneos con estos jugadores.  Sólo nos queda esperar llegar a los cruces en la posición que queremos (no es la primera vez que sacamos la calculadora) y en el mejor estado de forma (da bastante vergüenza ver la ausencia absoluta de profesionalidad en la preparación de un torneo tan importante como es una Olimpiada).  Todo va a girar ahora en torno a esto.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: