Equilibrio por momentos

Lo primero que quiero decir es que es un placer ver a un equipo de los recursos de el Tenerife proponer un baloncesto como el que está construyendo Vidorreta. No poseen bases dominadores de los partidos, ni interiores referentes, ni anotadores compulsivo…de hecho creo que me costaría encontrar un jugador en la plantilla de Tenerife que a principios de temporada pudiéramos considerar interesante para nuestra plantilla.  Sin embargo, y me gusta decir que por suerte, esto del baloncesto depende de muchas otras cosas que parten del trabajo de un entrenador para construir estructuras en las que maximizar las virtudes y minimizar los defectos.  Esto es lo que ha conseguido Vidorreta desde que sustituyó a Alejandro Martinez con un equipo que ocupaba la última posición de la ACB. Construir y construir.

Hay muchos aspectos en los que se observa el trabajo de un entrenador:  Gestiona varios tipos de estructuras sobre la pista,  fluidez de balón (no sé si hay estadísticas del número de pases con sentido dentro de un sistema por posesión),  gestión de los espacios (no es un equipo con referencias claras pero si que sabe ocupar los espacios dinamicamente),  lectura del timing de los partidos,  estructuras defensivas, recursos defensivos (hoy hay colocado una defensa box+1 sobre Jamar en los últimos segundos del partido que nos ha complicado muchísimo la victoria de no ser por el trabajo en el rebote ofensivo y el acierto exterior en la segunda parte)… en definitiva, es un disfrute verlos jugar.

Esta situación que comento otorga, a mi modo de ver, una mayor relevancia a la victoria que ha conseguido Unicaja esta mañana en la pista de Tenerife.  La base de la victoria se sustenta especialmente en dos situaciones que son ya parte de la filosofía del Unicaja de Plaza: la más importante de todas es el trabajo en el rebote ofensivo. Hoy, más que trabajo, yo lo llamaría dominio absoluto en esta faceta, dificultando muchísimo la salida de contraataque de Tenerife, dándonos segundas opciones y, en definitiva, condicionando el partido, hasta tal punto que la buena decisión, en mi opinión, de Vidorreta de defender sin falta la última posesión, cuando perdieran de uno y quedaba 29 segundos, viendo las dificultades de Unicaja para atacar en estático, se ha convertido finalmente en una mala decisión precisamente por nuestro dominio del rebote. Un signo del partido.

El segundo aspecto,  es que hemos dejado atrás algunas algunos graves problemas a nivel defensivo que mostramos durante los primeros partidos de la temporada.  No es que estemos a nuestro mejor rendimiento aún pero al menos hay algunos conceptos básicos en los que estamos empezando a alcanzar  cierta consistencia:  balance defensivo,  control de nuestro rebote (trabajo de algunos exteriores en esta labor, que antes se desentendían),  mejores lecturas de la defensa del pick and roll frontal de Musli (hoy Tenerife ha comenzado el partido con D: White iniciando desde esta situación y lo cierto es que no hemos sufrido tanto como en otras ocasiones)…

En este contexto, la estructura de la plantilla con tantos jugadores exteriores con puntos en las manos nos permiten dos situaciones muy claras:   crear desajustes en situaciones de rebote ofensivo o juego en transición en las que muchas veces se generan missmatch que son muy difíciles de defender para los equipos contrarios (recuerdo los dos primeros triples de Waczynski fueron en situaciones de rebote ofensivo). O bien aprovechar la capacidad de nuestros exteriores (Nedovic es el claro referente en esto pero también estan capacitados gente como Jamar, Fogg o Lafayette) para crear situaciones desde el bote, algo que hoy nos ha dado muchísimos puntos de la mano de un Jamar a gran nivel de acierto.

Sin embargo,  y a pesar de que aún ha situaciones en las que no leemos bien el tipo de jugador que es Musli (por ejemplo en el timing de salida cuando Musli hace un bloqueo directo…siempre hay q esperar que el bloqueo sea consistente…)  me esta llamando muchísimo la atención, en plano positivo, el uso que estamos viendo de Musli en este principio de temporada.  Lejos de convertirse en el finalizador o “barredor” de rebote ofensivos que yo esperaba que fuera de forma exclusiva, está añadiendo a esta situación su capacidad de ser un referente ofensivo para el equipo en situaciones al poste bajo y al poste alto (creando espacios gracias a su buena capacidad de pase).

Al principio de temporada, algunos entre los que e encuentro, dudábamos de la conveniencia de este fichaje si no se le introducía en la dinámica ofensiva de equipo ya que perderíamos todas las cosas buenas que nos puede dar en ataque y sufriríamos todas las carencias que puede tener a nivel defensivo.  La realidad es que de forma consistente se esta convirtiendo en un jugador con mucha influencia en nuestro juego de ataque (algo que dota cierta equilibrio en contraposición a lo que te ofrece Jamar y Nedovc a la hora de generar situaciones desde el bote).

A día de hoy, creo que hay dos grandes cambios en la proposición de baloncesto de Plaza con respecto a otros años:  la primera es el uso que comentamos del ‘5’ y la segunda son las rotaciones.  Hoy tenemos el ejemplo de Musli (jugando 30 minutos) o el de Jamar (jugando 34).  Creo que si antes nos quejábamos de que muchas de las rotaciones eran “mecánicas”, a día de hoy creo que Plaza esta sabiendo leer lo que el equipo necesita y tomar decisiones en consecuencia.  Hay detalles como el hecho de perdonar determinadas situaciones defensivas “blandas” de Musli  o dar muchísimos minutos a Jarmar o Nedovic si se encuentran en dinámicas positivas.

Por último, me gustaría decir que cualquier comparación de Ndiaye con Fran Vázquez es un insulto para el jugador gallego.  Ndiaye, esto lo defendía antes de su fichaje y lo sigo haciendo ahora, no es un jugador de baloncesto, es un físico con unas dificultades brutales para entrar en la dinámica de un equipo.

 

6 Respuestas a “Equilibrio por momentos”

  1. Konrad dice :

    O me aceptas Ndiaye como jugador de baloncesto o me llevo el Scattergories…

    Obviando el chiste malo, buen partido de Unicaja, aunque el juego del equipo a mí no me enamora para nada.

    Creo que seguimos dependiendo excesivamente de acierto individual. Puedo disfrutar viendo a Smith “on fire” pero querria ver algo mas.

    De acuerdo Musli es una agradable sorpresa con mas incidencia en el juego del que esperaba.

    Me preocupa Brooks, esperaba mucho mas de él, parece desconectado de la dinamica

    Volviendo al principio, viendo la nula capacidad de Ndiaye no hubiera sido mejor conservar a Trevor medio cojo… para lo que va a dar el senegalés, por lo que parece, es que tampoco sé si el chaval, Okuo lo haría peor.

    • cc0x0n dice :

      Es que para enmierdar la plantilla de esa forma, yo sinceramente me quedo como estoy. Antes me quedo con Okuo y ficho un 4-5 que pueda jugar en las dos posiciones o directamente me quedo con Trevor.

      Liar la que hemos leído para acabar en juzgados con Mbakwe, palmar pasta con una indemnización para acabar fichar a un tío que no sabe poner un bloqueo ni prácticamente moverse en la pista a mi me parece un desastre absoluto. Esto sólo lo podíamos hacer aquí. Espero que al menos le hayamos puesto alguna clausula al amigo NDiaye por si encontramos algo más interesante en el mercado.

      Saludos

      • bullock11 dice :

        Hola ccoxon,

        Algunos, que vemos algo de baloncesto y conocemos algunos jugadores (aunque no nos pagan por esto) ya comentamos antes de que Ndiaye pusiera un pie en Málaga que no era jugador de baloncesto, que era otra cosa.

        A mi lo que me sorprende de todo es que Plaza haya salido como salió a defender este fichaje. Ya sabéis que mi concepto de Plaza como entrenador es…insustancial, sin embargo, creo que es bastante consecuente a la hora de poner nombres encima de la mesa para ser fichados. Por esa razón, no entiendo que se decantara por un jugador como este que no te aporta nada de lo que te aportaba Mbakwe como jugador de baloncesto.

        Un saludo

  2. bullock11 dice :

    Hola,

    Quizás te suene presuntuoso pero pienso sinceramente que yo tengo más baloncesto que Ndiaye en mi cabeza. Y eso lo dice todo. Yo lo dije antes de que lo ficharan así que puedo permitirlo repetirlo ahora. Para mi Ndiaye no aporta nada que no aporte Okouo, es más, Okouo tiene una cosa que es definitiva en esta comparación, es un jugador de baloncesto.

    Aquí cabe recordar algo que hemos hablado mucho. No debemos evaluar el baloncesto que vemos en función de lo que nos gustaría, porque eso es contraproducente para cualquier discusión que podamos mantener. Yo creo que hay que evaluar en función de el tipo de baloncesto que queremos proponer.

    En este sentido, depender de la capacidad de nuestros jugadores exteriores para generar situaciones desde el 1vs1 es algo lógico. Si a eso le sumas que has sido inteligente y has juntado en la plantilla a varios jugadores con esa capacidad (una vez ya tienes a Alberto para el trabajo sucio…) pues el equipo se adapta mejor a jugar de esta manera.

    Dicho esto, si partiendo de esa capacidad de generar ventajas en el 1vs1 o 2vs2 somos capaces de construir un baloncesto con una mejor lectura ofensiva. Si además tenemos la posibilidad de , sobre todo jugando en estático, buscar la opción de Musli para crear situaciones de ventaja desde otro foco (el poste bajo), entonces conseguiremos un baloncesto mucho más rico del que vemos en el contexto del estilo de juego que quiere proponer Plaza. Y eso es lo que vamos a evaluar.

    Yo con Brooks, soy un poco como con Jamar (aunque ahora estoy callado porque la anotación tapa el resto de cosas buenas que hace), es decir, son jugadores que me parecen muy buenos para construir cualquier tipo de baloncesto en base a todo lo que aportan.

    En el caso concreto de Brooks es un asunto en el que influyen muchos aspectos. Para mi especialmente dos: uno, defensivamente necesita adaptarse al nivel arbitral que hay aquí (actualmente hace muchísimas faltas estúpidas y eso le lastra) y dos, tiene bastante relación con lo que estaba comentando antes, dado el tipo de baloncesto que proponemos, con tanta preponderancia de los jugadores exteriores para generar situaciones, el papel de Brooks queda relegado a los intangibles. Mientras que no sepamos extender y leer mejor las ventajas que se generan desde posiciones exteriores, no seremos capaces de aprovechar todo el potenciar defensivo que este jugador es capaz de aportar. De hecho, creo que nunca lo veremos al máximo nivel con este tipo de baloncesto.

    Un saludo

  3. michaelgarciablogM dice :

    Buenos días.

    Sobre Ndiaye poco más que añadir. Parecen claras sus infinitas limitaciones en el juego. En ataque ni siquiera es capaz de jugar el pick and roll más básico (a mi me desespera ver como deja de bloquear al exterior un metro antes de que llegue el defensor) y es curiosa su incapacidad para el rebote en ataque (está claro que “ese arte” es más cuestión de instinto y deseo que de centímetros). En defensa, creo que pierde la posición con demasiada facilidad y no se aprovecha su envergadura para hacerse fuerte en la zona.

    No entiendo cómo se ha podido llegar a la conclusión de que era la mejor opción en el mercado (yo, visto lo visto, me hubiera traído con los ojos cerrados a David Doblas, por ejemplo. Tampoco se cuanta diferencia de salario hay entre Fran Vázquez y Ndiaye, quizá el gallego no se quedara asumiendo el rol de tercer pivot ( como se vendió) pero evidentemente no hay color entre ambos jugadores. También duele ver como Plaza ha relegado a Okuo a los minutos de la basura (con suerte) cuando se ha pasado el verano diciendo que tiene mucha fe en él.

    Sobre Brooks, a mi me parece un gran jugador que, por ahora, está desquiciado por el nivel arbitral. Además creo que, en ataque, su principal virtud es abordar el aro votando desde fuera y la sobre abundancia de jugadores de perímetro quizá no le beneficie. De todos modos creo que, en cuanto se adapte a la liga ACB aportará mucho al equipo.

    Es cierto que el entrenador ha sabido adaptar su estilo tanto en cuanto a la cantidad de minutos que juegan los jugadores que están “calientes” como en cuanto a la utilización del juego interior con Musli.

    Un saludo

    • bullock11 dice :

      Hola,

      Ya para zanjar el tema de Ndiaye por mi parte, me gustaría decir una última cosa. Ndiaye no ha engañado a nadie. Eso quiero que quede claro. Hay muchos periodistas que nos vendieron motos porque no habían visto al jugador en su vida pero los que lo vimos, y no costaba tanto, sabíamos el tipo de jugador que es y el tipo de cosas que puede aportar.

      El problema no lo tiene Ndiaye, de igual forma que no lo tendría yo si me ficharan de temporero de Nedovic, el problema es de quien lo ficha. Si lo conocía por incapacidad y si no lo conocía por ignorancia.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: