Evaluando individualmente.

Si el otro día intentaba dar una visión global del equipo en base al rendimiento que hemos visto en la cancha en las diferentes fases de la temporada y los aspectos que,  desde mi punto de vista, más influyeron en esta irregularidad,  hoy quería finalizar esta evaluación poniendo enfasis en el rendimiento individual de cada uno de los componentes del equipo.

Plaza:  Siempre me gusta empezar por el entrenador ya que para mi es el principal responsable, para lo bueno y para lo malo, de la idea de baloncesto que hemos podido ver sobre la cancha.

Con respecto a su labor tengo dos sensaciones que en cierto sentido andan encontradas y que definen un poco las dos fases, que comentábamos el otro día, en las que se podía dividir el trascurso de la temporada de Unicaja.

Por un lado,  la resignación que supone la limitación de recursos, especialmente en ataque, que uno detecta cuando ve los partidos de Unicaja.  Hablo del ataque estático porque, en mi opinión, es la faceta más evidente, pero podríamos ir un poco más lejos a la hora de encontrar carencias como la dirección de partido,  la gestión de las rotaciones, la gestión del caso Musli (incapaz durante la totalidad de la temporada, como algunos ya comentamos, de introducir a Musli en la dinámica del equipo, potenciando sus virtudes y limitando sus defectos), la falta de recursos defensivos para solventar el problema que estábamos teniendo en la posición de ‘5’, el incomprensible fichaje de Ndiaye por el cual él espero más de un mes según declaraciones a la prensa…  en definitiva, una serie de circunstancias que se repiten año tras año en la etapa de Plaza en Málaga y que hacen ver que el desarrollo en estos aspectos no será posible.

Por otro lado, una vez el club le ofreció la posibilidad de contar con Omic,  en un contexto de pesimismo general generado por el lamentable rendimiento del equipo en las fases prevías de la Eurocup y en la Copa del Rey (siendo incapaz de competir),  fue capaz de construir un nivel competitivo de baloncesto, en base a una defensa individual excelsa (por momentos, de las mejores que yo he visto en Málaga) que nos permite dominar partidos con facilidad a pesar de atacar realmente mal.

Por primera vez desde que Plaza está en Málaga,  si que vi un progreso evidente en una faceta del juego, como es la defensa,  desde el comienzo de temporada hasta los últimos partidos del año,  llegando a sacar el máximo rendimiento a jugadores que por características no  se puede decir que sean grandes defensores.

En este sentido, yo considero que la temporada de Plaza, dentro del basket que el propone es notable bajo.

Alberto Diaz:  ¿Qué se puede decir de Alberto?  se han hecho muchísimas definiciones poniendo de manifiesto su profesionalidad, su ética de trabajo, su deseo,  la influencia que tiene en el resto del equipo…

Voy a obviar todas ellas.  Incluso, en base a su capacidad defensiva, se ha loado sobremanera, y con razón, su capacidad para defender en situaciones de 1vs1 a campo abierto, su lectura defensiva,  sus ayudas…incluso hemos hablado que su implicación defensiva es tan grande que a veces quiere asumir responsabilidades que no le corresponden haciendo ayudas demasiado largas o sacrificando faltas.

También voy a obviar esto.  Donde me voy a centrar, como símbolo del tipo de jugador que tenemos,  es en su capacidad para crecer en el baloncesto ofensivo.  Desde el punto de vista de la lectura del juego de situaciones de concepto es un jugador tremendamente inteligente.  Es cierto que en el baloncesto que nosotros hacemos su capacidad para crear desde la lectura de nuestro base es limitado ya que donde reside el mayor foco de generación está en situaciones de 1vs1 y 2vs2 en las que nuestros escoltas son decisivos, pero estoy convencido que con otros entrenadores a lo largo de su carrera veremos un progreso enorme de su lectura del juego en estático.

A esta circunstancia hay que añadir aspectos evidentes desde un punto de vista más individual y técnico.  Hemos pasado de tener un jugador incapaz de aportar en ataque a ser un jugador con recursos más que interesantes para seguir adoptando una dimensión mucho mayor de la que ya tiene en el equipo.  Me refiero a que se ha convertido en un tirador de grandísimo nivel a pies parados, sin ser un jugador con facilidad para crear desde el bote si que estamos viendo situaciones en las que puede jugar situaciones de 1vs1, especialmente sobre mano derecha, para asistir a una posición de tiro abierta o para hacer parada y tiro en una zona en la que es complicado llegar a la ayuda. No son demasiados los recursos pero si que lo es su progreso en tan poco tiempo.

En definitiva, lo que quiero expresar es que la mejor noticia con Alberto es su continua progresión, quizás el siguiente paso sea verlo penetrar al aro con mayor solvencia que la actual, además de ir mejorando poco a poco en todos aquellos aspectos en los que ya es un jugador importante.

Se trata de el capitan de este equipo.  Su aportación al mismo va más allá de las muchas cosas que puede hacer sobre la pista.  Su temporada ha sido sensacional. Sobresaliente.

Oliver Lafayette:  La decepción más grande de la temporada.  Viene como lider del equipo, con un entrenador que había intentado ficharlo varias veces más (recuerdo que si es por Plaza Nedovic estaría en Milan y Lafayette hubiera llegado un año antes), a un tipo de baloncesto en el que sus características se adaptan con facilidad (un tipo q tiene carencias en la lectura del juego con continuidad pero sin embargo si que tiene mucha capacidad para generar situaciones desde el bote,  a través de las cuales ha cambiado muchas veces los ritmos de los partidos)… y sin embargo, acaba convirtiendose, por momentos en el jugador 11-12 de la plantilla.

Plaza  ha mantenido su confianza en él cuando quizás la decisión lógica era el corte y ha tenido momentos de cierta utilidad en la serie ante Tenerife.  En cualquier caso su rendimiento ha sido muy pobre todo el años. Insuficiente.

K. Fogg:  Mi forma de definir su temporada es equivalente a la definición que haría de él como jugador en general.  Se trata de un jugador bipolar.  Dos versiones claramente diferenciadas.  La primera de ellas, la “positiva”, aparece cuando el asumiendo el rol de referente (el mismo que tenía en Alemania) es capaz de anotar con buen porcentaje.  En estos casos el abuso del balón, la capitalización de la mayoría de los tiros, la nula lectura del juego…pasa a un segundo plano porque todo queda eclipsado por su capacidad para anotar (lo hemos visto muchas veces a lo largo de la temporada).

Esta versión la hemos visto en la primera parte de la temporada cuando Nedovic  andaba lesionado,  Jamar no estaba en el momento de acierto en el que ha acabado la temporada lo que suponía una limitación de sus minutos, lafayette perdía importancia por momentos.  En definitiva, mientras menos baloncesto fueramos capaces de desarrollar mejor situación contextual se encontraba Fogg.

La segunda es la que ha copado la mayor parte de la temporada, desde mi punto de vista.  Se trata de un jugador que sin acierto, lejos de ayudarte en ataque te lastra porque es incapaz de seleccionar los tiros correctamente (he perdido la cuenta de las veces que quedando una posesion para el final de un cuarto se la ha tirado sin selección permitiendo la respuesta del rival) y renunciar a protagonismo, por no hablar de su nivel defensivo.  Para mi es un jugador con una capacidad física más que buena para defender pero le cuesta la vida entender este deporte lo que provoca que también en el aspecto defensivo sea un lastre.

Mi evaluación para él es insuficiente.  Necesito jugadores de baloncesto, especialmente en el puesto de base.

Jamar Smith:  Mi opinión es que con el rendimiento que ha dado Jamar en sus temporadas en Málaga se es muy injusto.  La razón de esta injusticia, desde mi punto de vista, es basarlas en la “unidimensionalidad” (permitidme el palabro) de considerarlo un anotador como es el caso de Fogg.  Si esta acertado, como lo ha estado de forma sensacional en muchos partidos de esta recta final, se le considera un jugador sensacional y si no lo está pasa a ser un jugador prescindible.

En mi opinión, Jamar es un jugador con capacidad para hacer muchas más cosas de las que se le reconocen.  Desde el punto de vista defensivo, creo que es un jugador de muy buen nivel en la defensa del 1vs1 al hombre con balón (es muy rápido de piernas, brazos largos) pero sobre todo me parecece un magnífico jugador en la defensa del hombre sin balón en situaciones de salida de bloqueos (quizás porque él en ataque es capaz de sacar mucho rendimiento de esto).  Estas características son las que hacen que sea un jugador tan utilizado a lo largo de la temporada.  Unir el equilibrio que te da alguien que en defensa te mantiene el tono y en ataque te supone un foco de anotación es una de las características esenciales en las que nos hemos basado parahacer el final de temporada que hicimos.

En ataque, mi opinión es que Jamar es victima de un baloncesto demasiado previsible. Sus mejores minutos esta temporada han venido de su capacidad para jugar 1vs1 desde el bote (sin necesidad de bloqueos).  Algo en lo que, como hemos visto, puede ser un jugador diferencial, sin embargo, tiene otras muchas características,  como su lectura del juego para ejercer de base en situaciones de missmatch,  o su capacidad para armar el tiro en salida de bloqueos que utilizamos mucho menos de lo que sería deseable.

En mi opinión su temporada es, al mismo nivel que su juego, muy equilibrada.   Aportando al equipo siempre segun las necesidades y adaptandose a diferentes roles. Notable alto es mi nota para él.

Nedovic:  el talento, la generación de ventajas, la diferencia en ataque.  Nedovic es posiblemente uno de los jugadores que más se benefician del baloncesto de Plaza y como tal ha rendido este año.  Igual que hay otros jugadores que brillarían mucho más en contextos más ricos tacticamente, en mi opinión Nedovic tiene dos vertientes posibles.  O es el referente sobre el que construyes tu baloncesto de ataque (como ocurre en Málaga)  o es el jugador que te sale del banquillo para revolucionarte y cambiar el ritmo de cualquier partido en pocos minutos (como ocurre con la selección Serbia).

Ha tenido muchos problemas de lesiones y altibajos en su rendimiento, lo que hace que al hablar de su temporada uno tenga sensación de irregularidad.  Incluso, podemos decir que sus discontinuidades defensivas nos lastran en determinados momentos.  A pesar de todo esto, cuando ha estado bien, su rendimiento ha sido altísimo en situaciones ofensivas, que es el rol que debe tener.

Su rendimiento, junto con el de Jamar han sido básicos para entender el nivel que el equipo ha dado en la recta final de la temporada.  El nivel defensivo que hemos tenido, esencialmente en individual, es la base de todo, de eso no hay dudas, pero sin la capacidad para generar juego de estos dos jugadores, hubieramos tenido la misma sensación que ante el Madrid, es decir, la de un equipo que compite pero sin opciones de ganar.

Waczynski:  Uno de los jugadores que más han crecido a lo largo de la temporada, desde el tipo de jugador que era y el tipo de rendimiento que tenía, hasta sus condiciones actuales, previas a la lesión que le impidió estar en play off.

Creo que partíamos de un anotador con mucha necesidad de asumir tiros, incluso en ocasiones generarse estos tiros desde el propio bote, con una implicación menor en otras facetas del juego.

En Málaga, en este Unicaja de Plaza hemos visto una versión absolutamente diferente de este jugador mucho más adaptable a lo que necesitaba el equipo.  Yo lo he percibido especialmente en tres factores:

Uno,  ha dejado de ser un referencia ofensiva absoluta, para convertirse en un jugador con más capacidad para jugar sin balón aprovechando los espacios que se generan desde el foco de creación que suponen nuestros pequeños.  Si bien es cierto que su volumen de tiro decrece,  ha mantenido un gran acierto en situaciones que los americanos llaman catch and shoot (tirar tras recibir).

Dos, ha asumido funciones reboteadoras que yo no le conocía, especialmente en la carga del rebote ofensivo,  situaciones en las que cuenta con ventaja ya que cerrar el rebote a alguien que está tan alejado del aro es muy complicado.  Esta es una cuestión que tiene el sello de Plaza ya que ha hecho referencia a ella en muchísimas ruedas de prensa desde el inicio de la temporada y lo cierto es que los resultados se han visto sobre la pista.

Y tres, el aspecto defensivo.  Creo que hemos visto un progreso en estas situaciones, no tanto por condiciones físicas que creo que siempre las tuvo, sino más bien por asimilación de un rol nuevo con una responsabilidades a las que no estaba acostumbrado.  Creo que cuando el polaco ha estado en pista no hemos tenido en él un blanco a atacar como si ha pasado con Musli por ejemplo.

Dani Diez: Es incuestionable que durante su temporada hemos visto un progreso en base a su tiro de tres y su agresividad en situaciones defensivas y de rebote.  Ha pasado de ser un jugador prescindible a otro que siempre aporta cosas sobre la pista.

Ahora bien, y esto ya lo he defendido aquí, creo que su margen de mejora en este contexto de baloncesto es casi nulo porque no tiene absolutamente ninguna responsabilidad en la generación de juego (y quizás ni siquiera este capacitado para esto) y no creo que la tenga.

Yo creo que su margen de mejora esta en su capacidad de asumir el rol de falso 4 (un poco la idea, salvando las enormes distancias, es Nocioni)  con un mayor protagonismo en contextos de generación de juego.  Ser capaz de generar desde el bote, aprovechar las ventajas que su físico le proporcionan (a veces con su velocidad y otras con su fuerza al poste), tener más situaciones tácticas en las que se pueda aprovechar sus cualidades…

Carlos Suarez: Hablar de Carlos Suárez tiene grandes similitudes con hacerlo de Alberto Diaz en lo que respecta a la ascendencia y el liderazgo que ambos ejercen sobre el equipo. Si a este le añadimos su condición de cupo, su implicación con el proyecto del club, con el entrenador y con la ciudad, incluso sus características defensivas (mucho más importantes para el equipo en su conjunto) le convierten en jugadores con muchas similitudes.

Creo que,  también junto con Alberto (y quizás con Brooks), es de los pocos jugadores, yo diría que los dos únicos que han mantenido durante toda la temporada un nivel medio de rendimiento alto.  Un seguro defensivo que en ataque tiene dos virtudes esenciales, la primera es su compenetración con Brooks, un jugador más creativo y vertical de lo que pueda ser Carlos (aunque quizás con una lectura algo peor) y la segunda es que su presencia en pista te permite una riqueza tactica enorme con continuos cambios de estructuras  ya que puede jugar de 5 (estructura de pequeños que tan buen resultado nos ha dado), de 4 (su puesto natural los últimos años) y de tres (aprovechando las cualidades de Dani Diez que comentábamos antes).

Jeff Brooks:  Junto con Omic, que más que un fichaje buscado es  un cúmulo de circunstancias que el club tuvo la capacidad de aprovechar,  es el mejor fichaje de toda la temporada.

La cuestión con Brooks, es un poco similar a lo que hablábamos con respecto a Dani Diez, en el sentido de que se trata de un jugador con unas cualidades que le podrían permitir asumir roles de jugador referente que actualemnte ni asume ni se le piden.

Alen Omic: Es el jugador, desde mi punto de vista, que consiguió cambiar toda nuestra estructura defensiva. Nos permitió en pocas palabras, pasar de un equipo con cualidades pero tremendamente inconsistente a un equipo construido desde la defensa con capacidad para dominar los partidos desde ese aspecto.

En contra, su rendimiento en ataque ha pasado desapercibido en la mayoría de los partidos, más como consecuencia de una idea de baloncesto en la que las referencias interiores tienen un mayor peso en el uso de los espacios que en la generación de los mismos.

Dejan Musli: Todo lo que hablábamos al principio de la temporada con respecto a su fichaje se ha cumplido punto por punto.  Hablamos de dos circunstancias que definen la temporada del jugador esencialmente:

Primero, su facilidad para hacer estadísticas en base a una superioridad física que ante determinados equipos sin referencias interiores, especialmente en la Eurocup,  ha sido constante durante la temporada.  El problema es que su influencia en el baloncesto del equipo es nula con estas estadísticas.

Y segundo, sus carencias defensivas, tanto en el 1v1 como, sobre todo cuando se aleja del aro ha supuesto un blanco facílisimo para que los rivales nos ataque lastrando nuestra defensa.  El problema en este caso, es que estas carencias no son recogidas por las estadísticas y, sin embargo, la influencia que tienen en el baloncesto del equipo, esta vez en sentido negativo, es total.

En definitiva, como siempre hemos hablado, la presencia de Musli como jugador especialista en el equipo puede considerarse siempre y cuando haya un trabajo tactico enorme que permita paliar todas sus carencias en defensa y potencien el ataque.  No creo que veamos esto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

3 responses to “Evaluando individualmente.”

  1. Babkov10 says :

    En un blog del Madrid he leído ya varias veces que se busca sustituto a Laso, nombran a Plaza y muchos blogueros les gusta… 😉

    Con Sito en barcelona y Vidorreta (en teoría) en Valencia… quien te traerías tú que sea factible?

    Seguimos con las pajiplantillas.

    Saludos!

    • bullock11 says :

      Hola,

      Pues entre los nombres que hay libres en el contexto que tu comentas hay dos nombres que a mi me gustan mucho. Uno es Pedro Martinez, decirlo ahora suena a oportunista pero los que me leeis sabéis que para mi Vidorreta y Pedro Martinez son los entrenadores que mejor baloncesto han desarrollado los últimos años. No es algo que diga por títulos.

      El otro nombre que te daria es Radonjic, entrenador de Estrella Roja, que es una debilidad personal de hace años (creía que acabaría en Vitoria este año).

      luego hay otros. Me gusta muchísimo Trinchieri pero tiene un proyecto en el Brose de hace años basado en una idea que él ha impuesto. Blatt sería un imposible (aunque parece que ni Maccabi, suena Spahija, ni Barça, ya tienen a SIto lo tienen como opción).

      En fin…no sabría decir. En cuanto a entrenadores el caché de Plaza es enorme. Tras el Madrid y el Barça es el entrenador que más cobra, y su sueldo va a aumentar, así que en ese sentido si que somos top.

      Un saludo.

  2. Konrad says :

    Hola. Estupendo análisis. Me ha sorprendido un poco el escaso comentario sobre Brooks pensando que lo das como uno de los aciertos de la temporada.

    Yo sobre Brooks tengo pensamientos encontrados. Un inicio desilusionante para luego parecer que encuentra su hueco pero que no termina de dar todo lo que se espera de él. Son de estos jugadores (pasa en muchas ocasiones) que parece que, pero que nunca terminan de reventar. Yo tengo al impresión que podríamos ver mas de Brooks. Pero quizas no lo veamos o simplemente no haya mas.

    Plaza. Estoy convencidiiiisimo que se queda en Málaga. Creo que tuvo opciones por irse a Barcelona pero los culés eligieron a Sito (tontos no son)

    No creo, me extraria mucho mucho, que el madrid corte a Laso.

    Así que tendremos a Plaza un año mas. Estoy contigo que lo que puede ofrecer este tio ya lo sabemos, y desgraciadamente lo que no puede ofrecer, también.

    Sigo pensando que es una historia desgraciada porque Plaza ya sabe que aqui tiene “todo el pescado vendio” y querria buscar nuevos horizontes. El club…. en fin, el club es el club.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: