Una valoración (II)

Continuando con mi valoración individual….

Nemanja Nedovic: La referencia ofensiva.  A modo de declaración inicial, para mi Nedovic ha sido lo mejor de la temporada.  En un contexto de juego mediocre, como el que hemos visto, el talento de Nedovic ha generado los mejores minutos de la temporada.

Si entramos a valorar su temporada con una mirada algo más profunda, creo que no hemos visto gran progreso en su baloncesto con respecto a otras.  Más bien diría que ha primado la continuidad.  De Nedovic hemos visto lo que esperábamos.  Por un lado, y pese a que su nivel físico le permitiría ser un mejor jugador defensivo, su nivel ha sido bastante pobre en general, de hecho creo que su presencia en cancha ha supuesto en la mayoría de las ocasiones un lastre defensivo para el equipo, puesto que siempre ha sido uno de los aspectos que los equipos contrarios han castigado con mayor asiduidad, tanto en situaciones de 1vs1 como en situaciones de bloque directo, especialmente cuando Shermadini ha coincidido en pista con él (que es el otro gran lastre defensivo del equipo).

Sin embargo, y pese a la evidencia de este lastre, la dependencia del equipo de su capacidad para generar situaciones de ventaja le han convertido en una clara referencia ofensiva.  Ha tenido etapas a lo largo de la temporada de mayor y menos acierto pero su influencia en el juego mientras ha estado en pista ha sido siempre decisiva. Nunca sabremos, al menos en Málaga (no sé si Milan de Pianigiani es un buen lugar para esto), si en un contexto de mayor exigencia defensiva y de un baloncesto más estructurado es capaz de rendir a gran nivel.  Si la respuesta es que si, puede funcionar ese paso más que quiere dar en su carrera deportiva.  Si, por el contrario, la respuesta es no, creo que acabará teniendo roles parecidos al que tuvo en Valencia, es decir, muy secundario.

Sasu Salin: Consistencia.  No hablamos del mejor jugador de la plantilla en ninguno de los conceptos que nos podamos imaginar.  Quizás esta entre los mejores en la capacidad para armar el tiro y ser una referencia cuando jugamos situaciones para exteriores en salidas de bloqueo, pero esto no es más que uno de los recursos usados en ataque, nada referencia.

Creo que en el contexto de ser el relevo de Nedovic que es un jugador de rendimiento irregular en ataque y directamente negativo en defensa, tener un jugador como Salin con mucha regularidad en su rendimiento es algo positivo. Por un lado, desde el punto de vista defensivo, permite eliminar el lastre que supone en muchas ocasiones la presencia de Nedovic en pista, especialmente cuando el equipo rival construye su baloncesto en base a referencias exteriores.  Ha demostrado ser un excelente defensor de hombre sin balón (gran lectura de los bloqueos directos).

Por otro lado en ataque no hemos visto en él ninguna capacidad para generar situaciones de ventaja, convirtiéndose casi de forma exclusiva en un ejecutor desde la línea de tres.  En este sentido, creo que su principal virtud en ataque es el conocimiento que tiene de sus limitaciones,  lo que le permite ser muy consistente en su rendimiento.

Dani Diez: Unidimensional. Creo que si me pongo a buscar la valoración de Dani en otra de las temporadas que lleva aquí y la vuelvo a copiar no creo que encontraríamos muchas diferencias con el rendimiento que le hemos visto.

Nos movemos continuamente en el debate entre las condiciones atléticas del jugador, que son absolutamente espectaculares, y su irregularidad en el rendimiento en un contexto en el que no se le exigen demasiadas cosas, de ahí el adjetivo unidimensional que utilicé para definirlo.

El desarrollo de Dani Diez a lo largo de la temporada ha sido absolutamente inexistente.  Seguimos valorando las mismas situaciones que temporadas anteriores:  su actividad y ayuda en el trabajo del rebote, tanto defensivo como ofensivo, su versatilidad defensiva que permite cambios defensivos practicamente con todas las posiciones sin sufrir en los missmatch y el castigo de las esquinas con un porcentaje de tres bastante alto para castigar las largas ayudas de su hombre.

Uno espera de él mayor capacidad de creación echando el balón al suelo, tanto para penetrar (que ya ha demostrado con cuentagotas que puede hacerlo) como para generar para sus compañeros,  uno espera un mayor uso de las posiciones de poste alto y poste bajo (especialmente cuando es defendido por escoltas en base a la elección de los rivales de backcourt pequeños) y, algo que no depende tanto de él, uno espera aprovechar su presencia en pista con un 4 abierto para crear situaciones de desajustes sobre los que construir el ataque.

D. Milosalvjevic: Desapercibido. El jugador más difícil de analizar de cuantos tenemos en la plantilla. Podría escribir mucho sobre él pero todo serían elucubraciones y presunciones en base a los que ya le conozco  y muy poco sería sobre lo que le hemos visto esta temporada, que es poquísimo.

Para mi es un jugador sensacional de equipo en una plantilla corta como a mi me gustaría que se configurase,  puede ocupar las tres posiciones exteriores con facilidad, tiene un nivel físico de euroliga, es un defensor en esas tres posiciones excepcional, muy bueno en el 1vs1 y excelente en su actividad de brazos y fintas defensivas cuando defiende al hombre sin balón,  ofensivamente puede ocupar cualquier rol exterior (incluso el puesto de 4 en quintetos pequeños),  tiene buena lectura del juego, no es muy rápido para armar el tiro pero puede tirar incluso tras bote, muy buen pasador, demuestra mucho caracter y personalidad cuando está en pista…

Ahora bien, todas estas cosas que comento, las hemos presenciado sin ninguna continuidad. Creo que en otro contexto y con otro baloncesto disfrutaremos mucho de tener en nuestra plantilla un jugador como este.

Adam Waczynski: Crecimiento.  Para mi es jugador que más ha desarrollado su juego desde que está a las órdenes de Plaza en el Unicaja con mucha diferencia.  Este año ha vuelto a dar un paso más en este sentido.

Vino como un anotador compulsivo sin mucha responsabilidad en el resto de situaciones del juego, y se ha convertido en un jugador que mantiene su capacidad para ser una vía de anotación del equipo (no sólo con el tiro, este año le hemos visto muchas veces ser capaz de echar el balón al suelo y generar en esas situaciones) como ha demostrado siendo el segundo máximo anotador del equipo, a lo que ha añadido capacidades que hasta su llegada a Málaga no se le habían visto.  Su trabajo defensivo y su actividad para ayudar en el rebote ofensivo son dos aspectos primordiales en este sentido.

Creo que con su rendimiento se ha ganado la renovación, pero también creo que en el contexto que estamos de reducción presupuestaria, con dos jugadores en su posición con contrato o con la condición de cupo,  yo descartaría su continuidad con cierta tristeza porque creo que es un jugador que ha crecido aquí.

 

Anuncios

2 responses to “Una valoración (II)”

  1. Konrad says :

    Poco que añadir.
    Sobre Nedovic, que mi impresión es que solo funciona en condiciones de equipo de “soyelputoamo” que tuvo en Lituania y ha tenido aqui a partir del segundo año. Por lo que existen muchas posibilidades que se pueda pegar la torta en equipos que se vaya a otra cosa.

    De Milo. Bastante de acuerdo. Me gustaría muy mucho verlo otro año y otro baloncesto. Pero tampoco sé si vamos a tener otro baloncesto aunque no tengamos a Plaza. Veremos quien viene

  2. Salsa Curry says :

    No creo que echemos de menos a ninguno de estos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: